RDM

RDM Ingeniería

Saber más...

Buscar un certificador

MÁS SOBRE CERTIFICACIÓN ENERGÉTICA

Tras la entrada en vigor del Real Decreto que regula la Certificación de Eficiencia Energética en todos los edificios, especialmente aquellos en los que se produce su venta o alquiler y los edificios de las administraciones públicas, se ha creado una enorme confusión sobre su concepto, precio, profesionales que pueden certificar, sobre el cómo, el por qué y el cuándo se certifica, etc…

Es evidente que el mercado trata de confundir, entrando en él multitud de agentes no profesionales que aprovechan la coyuntura existente con el ánimo de aprovecharse de la situación. La libre competencia es perfectamente lícita. Por eso es imprescindible que el cliente compare y estudie las propuestas, siendo conocedor de todos y cada uno de los aspectos que regulan la certificación.

En la red se pueden encontrar muchas páginas web, foros y artículos donde se puede observar la confusión que existe entre los que quieren únicamente certificar su vivienda, local, o edificio, simple y sencillamente. 

En este sentido se señalan algunas pautas que deben considerar a la hora de contratar un Certificado de Eficiencia Energética.

BUSCAR UN CERTIFICADOR

Para encontar un buen certificador se puede acudir a los colegios profesionales o a las plataformas de garantía que existen en la web.

Los colegios suelen tener mucha más solvencia que las plataformas particulares o empresariales ya que éstos exigen a sus colegiados una

documentación básica para actuar como certificador, actúan de mediador y ofrecen las mejores garantías.

Un certificador debe estar formado. Los programas informáticos con los que se certifica no son sencillos de manejar. Son públicos y están homologados por el Ministerio de Fomento y deben manejarse adecuadamente para obtener una certificación independiente y adecuada. Exija siempre que su certificador disponga de una acreditación adecuada.

Además de estar formado y colegiado, el certificador debe disponer de un seguro de Responsabilidad Civil. Su posesión la garantiza el Colegio Oficial.

Los precios de una certificación varían debido a que muchos técnicos no disponen de las acreditaciones suficientes, y por tanto, no disponen de ninguna garantía frente a sus clientes. En cuanto cobran y entrega el certificado, desaparecen.

EL PRECIO DE UN CERTIFICADO

El precio de un servicio de Certificación Energética varía con la tipología del edificio a certificar, ya sea vivienda, local o un edificio completo. Varía también con los desplazamientos del técnico y con el servicio a efectuar.

Inicialmente es necesario realizar una visita a la vivienda, local o edificio, levantar un plano y estudiar las características de las instalaciones térmicas. Es necesario también estudiar los cerramientos, ventanas, sombras, elementos de la construcción, fachadas, situación, y un largo etcétera de condiciones, con objeto de definir perfectamente e inequÍvocamente las condiciones del edificio.

Es evidente que hacer una visita de más de una hora, en función de la tipología del edificio, y luego volcar y estudiar los datos en el programa de certificación tiene un coste que solo un especialista puede definir. Debe huirse de las gangas y precios bajos, en los que, en la mayoría de los casos existen incluso comisiones para inmobiliarias y otros agentes.

Una vez realizada la certificación es necesario pasar un control documental por un Colegio Profesional. De esta manera queda respaldada por un seguro de responsabilidad civil, y es revisada por los técnicos del propio colegio, siendo garantía de un trabajo bien hecho y una seguridad hacia el cliente. Esto supone un coste adicional que varía en función del Colegio (El Colegio Oficial de Peritos e Ingenieros Técnicos de Sevilla tarifica esta acción en 20 € (I.V.A. incluido). El seguro de responsabilidad civil varía para cada colegiado, pero está en torno a los 1.000 € anuales.

Por último, y una vez visado el certificado, es necesario registarlo ante el órgano competente. El registro puede hacerse por parte del cliente, si dispone de firma electrónica, o puede realizarlo el técnico con autorización del cliente. En este caso también tiene un coste. Algunas comunidades autónomas cobran una tasa pero la Junta de Andalucía, de momento, efectúa el registro de forma gratuita.